Mamás con propósito

La importancia de la Mansedumbre

En la vida nos encontramos con diferentes tipos de situaciones que nos hacen perder el control; en nuestro alrededor existen personas que con su actitud hacen que vivamos frustrados, de mal genio, estresados o enojados por cualquier cosa hasta el punto en que llegamos a vivir con una gran culpabilidad al vivir afectados por conductas necias… ¿te sientes identificado?.

Hoy quiero hablarte acerca de la mansedumbre, de hecho, Dios ha puesto en mi corazón crear una serie donde vamos a hablar acerca de “los frutos del espíritu” serie la cual; estará basada principalmente en el versículo: Gálatas 5:22-23;  que dice:Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”.

Debí iniciar por orden pero bueno… sentí empezar por la mansedumbre porque quiero comentarles algo que ha marcado mucho mi vida y sé; que así como a mí, muchos de ustedes han o están pasando por una situación similar.

Primero, definamos que significa esa palabra porque este versículo lo he conocido desde niña pero nunca tuve la gentileza de averiguar su significado.

MANSEDUMBRE: Hace referencia a la condición de manso,

¿Te consideras una persona mansa o definitivamente no?

Déjame contarte algo pues tu sabes que cada cosa que publico lo hago basado en una experiencia personal, hace unos años trabaje para una empresa de telecomunicaciones como asesora de servicio al cliente, yo resolvía las famosas PQR´S (peticiones, quejas y reclamos de los consumidores), tenía una cuchilla de jefe; en ese entonces… nadie lo pasaba, él era o es (no sé si ya cambió) una persona demasiado abusiva, no era muy tolerante y yo… bueno…en ese entonces era una ovejita descarriada y chocaba mucho con él  y con cualquiera que quisiera molestarme.

Imagínense que en esa empresa fue donde volví a encontrar a Dios pues el permitió que yo volviera a él por medio de una amiga de mi área. Una vez tuve que pedirle a mi jefe cuchilla un permiso porque tenía que asistir a un encuentro de restauración en la iglesia y yo estaba muy angustiada porque creía que él me iba a comer si yo le decía que iba a faltar al trabajo pero amigas yo estaba decidida a que si no me daba permiso le armaba el show jaja.

Resulto que tantee el terreno con él diciéndole antes de terminar el turno que yo tenía que hablar con él para un permiso e inmediatamente cambio la cara, yo dije Dios mío no voy a poder ir… Dios empezó a hablar a mi corazón ese día sobre como yo tenía que decirle, trajo a mi proverbios como “la palabra blanda aplaca la ira”, “todo lo puedo en cristo que me fortalece” etc.

Justo antes de terminar el turno me anime y le conté el motivo por el cual necesitaba el permiso; finalmente me dio el permiso pero condicionándome a recuperarle después el tiempo que yo no iba a trabajar, ¡se me encienden los ánimos!, porque pensé… eso no es un “permiso”, lo mire y le dije ok y me fui desanimada.

Cuando regrese del encuentro, en efecto me toco recuperar el tiempo… no me la rebajó, pues obvio Dios me cambió a mí no a él jajaja, pero fíjense que llegue con una paz y trabajé feliz.

Les cuento esto porque quiero hacer énfasis en que; con la actitud de mi ex jefe, cualquier persona controlada por sus emociones ¡renuncia al trabajo y se va! Pero ese no fue mi caso pues Dios ya me había hablado sobre como tenía que actuar y lo que posiblemente él me iba a decir.

Esa actitud que yo tuve al aceptar el trato es “la mansedumbre” fui mansita, obligada, pero lo hice, ¿a cuantas les ha pasado algo similar?.

Sin embargo, hay que aclarar que el haber aceptado por obligación no es el tipo de mansedumbre que Dios quiere que tengamos, el busca en nosotros una mansedumbre pura y solamente la podemos encontrar al recibir sinceramente la presencia del espíritu santo en nuestra vida.

Ahora, no se da por arte de magia, el espíritu santo no viene a ti con una varita mágica y TIN aquí tienes tu mansedumbre, no, te da son las fuerzas para lograr aplicarla en cada oportunidad que Dios te pone.

Escuche algo en mi carrera acerca de las neuronas espejo, esto fue descubierto por expertos en neurología al haber hecho un estudio con los monos donde pudieron identificar que ellos; así como nosotros, podían aprender a través de la imitación y, si lo analizas, activamos nuestras neuronas espejo cada vez que actuamos igual que otros; es por eso que, cuando alguien se enoja contigo, tú también te enojas con esa persona, si alguien tiene un carro más caro que el tuyo, tu buscas tener uno igual, y en los niños; si tú les sacas la lengua pues ellos también lo van a hacer.

Por lo anterior, tengamos presente que ante la conducta de otras personas estamos en riesgo de activar nuestras neuronas espejo; pero, también sabemos que tenemos la posibilidad de optar por no usarlas y activar “los frutos del espíritu” frutos los cuales aprendes a dar cuando recibes a Dios.

Yo te invito hoy para que reflexiones en esto y pienses realmente si necesitas con urgencia la mansedumbre, eres más inteligente cuando reaccionas de una forma contraria a la que espera tu “contrincante”, si te gritan, no grites, si te miran feo, no respondas igual, Dios no se agrada ni se manifiesta en una persona sin frutos espirituales y si tú quieres servirle debes cambiar. Jesús es nuestro gran ejemplo de mansedumbre.

Ahora, piensa en tus hijos, créeme que al ellos ver tu ejemplo van a activar esas neuronitas espejo que tienen y podrán llegar a ser unas personas llenas de mansedumbre. Estaré hablándoles de aquí en adelante sobre cada uno de los frutos que habla Gálatas 5:22-23 de acuerdo a lo que Dios ponga en mi corazón.

¡Esto era todo lo que tenía para hoy! Espero que haya sido de bendición para tu vida; déjame en los comentarios lo que piensas y comparte esto a través de los iconos de redes sociales a quienes creas que serán de gran ayuda.

Finalmente, quiero invitarte para que continúes siendo la mejor mamá del mundo; puedes aprender más cosas como estas través de mis redes sociales en instagram y en mi grupo de Facebook. Así mismo todos los miércoles y viernes en el canal de YouTube subimos vídeos nuevos relacionados con el tema. Un abracito, nos vemos pronto!

Te envío un abrazo enorme, sí eres madre y te interesa todo tipo de contenido sobre la maternidad comparte esta información y lo que hacemos a todas las madres que conozcas.

Soy una mamá con propósito, mujer cristiana que no promueve estilos de crianza permisivos, apoyo lo que Dios enseña a los padres a través del mejor manual de crianza >La Biblia< soy mamá de un pequeñín llamado Juan Esteban y vivo enamorada de la escritura realista, comparto mi vida y experiencia a través de las redes sociales con el propósito de influenciar las vidas de todas las madres jóvenes del mundo. Nací en Armenia - Quindio, soy estudiante en Psicología, Maestra, Emprendo en medios digitales, trabajo desde mi casa lo cual me permite generar ingresos sin descuidar a mi hijo y mis proyectos, esto hace parte de lo que les enseño y muestro por estos medios. Gracias por leerme, si yo puedo llegar lejos ¡tu también! Te envío un abrazo enorme By: Juanes & Stephanny

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *