Educación y Disciplina

Mi hijo no me respeta ¿que hago?

Hoy quiero hablarte acerca de este tema porque lograr que los hijos hagan caso y te respeten puede llegar a ser agotador, estresante, demasiado frustrante y bien complicado después de que se vuelven grandes.

Hoy voy a enseñarte algo que aprendí,y la idea es que se aplique desde antes de llegar a la adolescencia, este principio aplica para cualquier edad porque está cubierto por una promesa que más adelante la sabrás, estoy segurísima que después de que entiendas este principio tu vida y la de tus hijos van a cambiar. 

Primero quiero decir que soy mamá primeriza y desde que juanes cumplió 3 años (que es cuando ellos empiezan a marcar su territorio y a revelar su carácter) yo siempre tuve super definido que iba a criar a mi hijo de una manera muy firme porque no quería repetir la historia de muchos padres frustrados porque sus hijos se les salieron de las manos, les pegan, les sacan la lengua, los gritan, les escupen, no los respetan o pasan por encima sus ordenes.

La crianza que yo he mantenido con mi hijo ha sido todo un aprendizaje de mantener un equilibrio sostenible entre el amor y la disciplina, Dios me ha permitido aprender estrategias en mi carrera y en su palabra para lograr mantener esto y no dar sólo amor para que se vuelva malcriado pero tampoco sólo disciplina para que se vuelva resentido, sin embargo, más allá de esto aprendí algo infalible que en un 80% ha sido lo que más me ha ayudado con juanes últimamente para que me respete sin necesidad de darle órdenes fuertes o poner sólo caritas tristes en su tablero de deberes y se llama honrar a mis padres.

Los niños aprenden a través del ejemplo y no necesitamos tener dos dedos de frente para entenderlo, aún nosotros continuamos aprendiendo cosas a través del ejemplo de otras personas así que lo primero a entender en este post es que si tus hijos no te respetan, el 80% de esa razón es porque algo les has comunicado a través de tu ejemplo.

Yo empecé a aplicar este método de honrar a mis padres cuando empecé a notar que juanes me gritaba, cuando yo volví a Dios mis Devocionales los empecé a hacer con Proverbios y este libro de la Biblia habla mucho acerca de la sabiduría y a lo largo del libro aprendes verdades para aplicar en tu vida como hijos, y como debes ser cuando te conviertes en mamá o papá.

Efesios 6:2-4 habla acerca de el primer mandamiento con promesa, la palabra dice que debemos honrar a nuestros padres – que es el primer mandamiento con promesa: para que te vaya bien EN TODO y tengas una larga vida.

Al leer esto entendí que lo primero que yo debía hacer para enseñar bien a mi hijo era honrar a mis papás, me toco buscar en google que era honrar y encontré  que significa »mostrar respeto y consideración hacia una persona«, luego me acordé de todas las veces en que yo había sido grosera con mis papás y dije wow, aunque juanes nunca me ha visto gritarles o ser grosera con ellos eso es algo que ha marcado mi historia con mis papás y yo de alguna forma se lo tengo que estar transmitiendo a él para que me este gritando así.

Así que lo primero que tuve que hacer para dejar de transmitirle eso fue como evaluar porque yo había sido así de grosera, gritona o porque aún después de tener a juanes sentía como fastidio en algunas cosas o lo que fuera con mis papás y Dios me hizo ver que era por falta de perdón y por haber callado cosas, eso me creó resentimientos y dolores que hacían que yo me comportará así cuando adolescente y ahora ya de grande aún sintiera fastidios pero que de todas formas disimuladamente irrespetaban a mis papás así ellos no me lo dijeran y dije «miércoles» tengo que cambiar.

Tuve que meterme mucho con Dios es un proceso que aún continuó porque no es fácil sanar heridas que recibiste cuando fuiste niña, o perdonar cosas que pasaste en tu adolescencia o después de grande no es fácil que vez que tus padres aún sigan cometiendo errores contigo pero el secreto de la honra a ellos lo encuentras cuando te llenas del espíritu Santo y aprendes a tapar el pecado de ellos entendiendo que tu no eres nadie para juzgarlos sino que el único que es suficiente para juzgar pero también para hacer cambiar a tus papás es Dios. Y te lo voy a ilustrar de la siguiente manera:

Había un hombre llamado Noé, se acuerdan el que construyó el Arca, la Biblia narra que hubo un momento en el que Noé sembró un viñedo y cuando le dio fruto hizo vino y se pegó una borrachera tremenda hasta que terminó desnudo, uno de sus hijos Cam, lo fue a buscar y lo encontró desnudo y ebrio, se burló de su papá y sabrá Dios qué más habrá dicho él y después de eso se lo fue a contar a sus hermanos.

Los hermanos tomaron una sábana, como un manto, y fueron hasta donde Noé, y mirando hacia otro lado le taparon su desnudez y lo levantaron y terminado esto Noé maldijo a Cam y a su hijo y bendijo a los hijos que le taparon su desnudez.

Noé, siendo el escogido de Dios y borracho! 

Que horror cualquier hijo necio hace lo que hizo cam, la pregunta es cuantas cosas no hemos hecho o dicho a nuestros papás así tengamos nosotros la razón o no?, ahora, tu ya eres mamá o papá, no eres perfecto! Reconoce que te has pasado con tus hijos, reconoce que eres humano y aún la embarras, tienes que reconocerlo para entender esto que te estoy diciendo.

Cuando tu aprendes el principio de honra, haces lo que hicieron los otros dos hijos de Noé, que aunque posiblemente estaban de mal genio al ver a su papá en esas condiciones, le taparon su vergüenza, así que debes entender que por más hijo que seas de tus papás no eres más que ellos para creer que puedes pasar por encima de ellos, cuando tú entiendes esto tus hijos lo entienden y a demás de todo es una forma silenciosa pero inteligente de hacerle ver a tus papás que deben corregir su conducta, pues si notas en la Biblia jamás se volvió a ver qué Noé se haya vuelto a emborrachar.

Así que si tu quieres que tus hijos te respeten, Conviértete en alguien respetable y muestra a través de tu ejemplo como se debe honrar a los papás, hay cosas que yo no comparto con mis papás pero he aprendido a mirar para otro lado y no criticar que porque dijo que por qué actuó así, que porque no entendió que porque etc etc etc y sobrenaturalmente ellos después muestran un comportamiento diferente que si se acomoda a lo que yo comparto y todo fluye…

Que pasa cuando no eres capaz de aceptar esto y entrar en una terapia con Dios, tu corazón se llena de resentimiento, sigues creciendo con vacíos, con dolor y aunque hagas mil cursos para padres jamás vas a obtener un respeto al 100% de parte de tus hijos, el versículo dice, este es el primer mandamiento con promesa: para que te vaya bien en TODO y tengas una larga vida.

Ya finalmente, les cuento que una de las mejores ventajas de mantener activo ese super poder de la honra es que eso te enseña a honrar a Dios y esto es algo espectacular porque Dios es nuestro papá principal, y el se agrada al ver que sus hijos los honran, las puertas del cielo se abren para ti y tu generación, cuando juanes se siente tentado en gritarme o mirarme feo siempre le digo CUIDA TU CORAZÓN y pilas porque me debes honrar, el niño queda como 😱 y no duda en decirme inmediatamente -mami Perdóname-; así qué, es el mismo consejo que te doy a ti y Ojalá que después de ver este post empieces a aprender este principio porque una vez lo interiorizas es más fácil enseñarlo a los niños y ni siquiera vas a tener la necesidad de utilizar una corrección dura para que ellos entiendan.

Soy una mamá con propósito, mujer cristiana que no promueve estilos de crianza permisivos, apoyo lo que Dios enseña a los padres a través del mejor manual de crianza >La Biblia< soy mamá de un pequeñín llamado Juan Esteban y vivo enamorada de la escritura realista, comparto mi vida y experiencia a través de las redes sociales con el propósito de influenciar las vidas de todas las madres jóvenes del mundo. Nací en Armenia - Quindio, soy estudiante en Psicología, Maestra, Emprendo en medios digitales, trabajo desde mi casa lo cual me permite generar ingresos sin descuidar a mi hijo y mis proyectos, esto hace parte de lo que les enseño y muestro por estos medios. Gracias por leerme, si yo puedo llegar lejos ¡tu también! Te envío un abrazo enorme By: Juanes & Stephanny

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *