Educación y Disciplina

La Escuela Dominical, ¿si vale la pena?

Como siempre, es un enorme placer estar aquí de nuevo, he estado pidiéndole a Dios mucha dirección con los temas a tocar en este nuevo mes y de verdad que me siento muy contenta por cómo se han dado las cosas hasta ahora.

Antes de iniciar con el tema de hoy, quería darles infinitas gracias a las personas que han estado súper pendientes de cada uno de los post que se han subido semanalmente; así mismo, gracias por cada comentario y mensaje que he recibido no solo por acá sino por redes sociales; que papá Dios sea siempre bendiciendo sus vidas y las de sus pequeñines!.

Ahora sí, desde hace varios dias me la he pasado pensando en cuál es la importancia de la Escuela Dominical, como marca la diferencia en la vida de un niño y lo más importante; será que si sirve?.

Desde mi perspectiva como hija te puedo decir que la Escuela Dominical ha sido una de las cosas que más he amado en la vida, he sido cristiana desde cuna, así que, la iglesia siempre fue nuestro segundo hogar y desde niña cada domingo era demasiado especial, los juegos, las actividades, las historias, los títeres, las profesoras, en fin…

Aunque me aparte de Dios en mi adolescencia, cosa que ustedes ya saben, tengo que decirles que en mi mente siempre estuvieron esas enseñanzas, esas canciones y esas historias, eso hizo que en mi vida se marcara una diferencia, me ayudaron a reforzar lo que mis padres me enseñaron acerca de del bien y del mal, tanto así que, si o si tuve que volver a Dios.

Ahora, desde mi perspectiva de mamá te puedo decir que la forma en como la Escuela Dominical ha cambiado a mi hijo ha sido increíble!, Juanes no nació en un hogar cristiano y al comienzo llevarlo a la iglesia conmigo era demasiado divertido para mí porque estaba volviendo a Dios pero, para él era raro, porque aunque tenía 2 años; ver el ambiente tan diferente, era raro para él.

Sin embargo, como dice el dicho popular, el que persevera alcanza, nunca he dejado de llevarlo.

En ese tiempo mi hijo no había pisado un jardín infantil porque estaba muy pequeño, pero Dios ya sabía que el primer lugar de maestras y juegos que él iba a pisar era el de la Escuela Dominical; así que, el haber sido en un lugar así; la primera vez en que dejé a mi hijo en manos de otros, bueno, fue más fácil.

Pasó el tiempo y  nos cambiamos de iglesia, yo estaba enamorada de ese nuevo lugar porque estaba lleno de juventud y realmente en cada cosa podía sentir la presencia de Dios pero Juanes… bueno, no se acoplaba porque así como había demasiada juventud; habían demasiados niños y, aunque ya tenía 3 años; el dejarlo en ese lugar sí que era difícil para mí, me daba miedo!

Pasaron solo unas semanas y nos cambiamos de iglesia, específicamente a la iglesia donde mi papá asistía y aunque a mí no me gusto al comienzo, Juan Esteban se ENAMORO!, era perfecto para él, entro tímido pero en ese lugar había algo especial, yo también lo sentí, ese primer domingo fue demasiado confortable estar sentada en esa silla amarilla para niños teniendo 24 años de edad pues recordé que así eran los salones donde yo había recibido la palabra de Dios cuando era niña y por él le dije a mi papá bueno… voy a seguir viniendo acá, me dispuse y Dios ha sido fiel.

Esta es la hora en la que no nos hemos movido de ese lugar, Dios ha sido demasiado generoso al permitirme servir en varios ministerios y el crecimiento espiritual que Juanes ha tenido ha sido enorme, la forma en como presta atención, participa, ora y canta han sido de gran orgullo para mí.

No puedo dejar pasar la perspectiva de maestra, he sido maestra de niños en la Escuela Dominical desde los 11 años! Y, en mi iglesia, uno de los primeros ministerios que desarrolle fue ese así que como maestra puedo decirte que la Escuela Dominical es uno de los espacios más usados por el ESPIRITU SANTO para hacer conocer la buena noticia de Dios, la palabra nos habla que debemos dejar ir los niños a Dios porque de ellos es el reino de los cielos y realmente puedo decirte que en ese lugar, ese pequeño salón donde tu permites que tus hijos asistan es uno de los lugares más usados por Dios pues es allí donde se están formando los nuevos escogidos de papá.

Dicho lo anterior, podemos evidenciar que por todas partes la Escuela Dominical es fundamental en el desarrollo espiritual de un niño que luego se convertirá en adolescente y que marcara la diferencia al formarse en un adulto.

¿Qué podemos decir acerca de si sirve?, en efecto sirve, la Biblia nos habla acerca de los diferentes ministerios que deben haber en las iglesias y el hecho de que exista el ministerio de enseñar es por algo, Dios no se lo inventó solo porque quiso, tiene una razón de ser, y esa razón es aprender sobre él por medio de quienes enseñan.

Yo, verdaderamente espero que lo que he comentado en este post haya sido de enorme bendición a tu vida, te he dado la perspectiva de todo esto en base a mi vida como hija, madre y maestra para que tú puedas evidenciar que los hechos valen más que mil palabras, que la voz de Dios nunca llega vacía y que lo mejor que puedes hacer con tus hijos es entregárselos al Señor para que sea él quien les dé un propósito.

Déjame en los comentarios que te pareció esta forma de ver la importancia de la Escuela Dominical y si tienes algo para aportar, estaré demasiado feliz de conocer lo que piensas. Un Abrazo!

Soy una mamá con propósito, mujer cristiana que no promueve estilos de crianza permisivos, apoyo lo que Dios enseña a los padres a través del mejor manual de crianza >La Biblia< soy mamá de un pequeñín llamado Juan Esteban y vivo enamorada de la escritura realista, comparto mi vida y experiencia a través de las redes sociales con el propósito de influenciar las vidas de todas las madres jóvenes del mundo. Nací en Armenia - Quindio, soy estudiante en Psicología, Maestra, Emprendo en medios digitales, trabajo desde mi casa lo cual me permite generar ingresos sin descuidar a mi hijo y mis proyectos, esto hace parte de lo que les enseño y muestro por estos medios. Gracias por leerme, si yo puedo llegar lejos ¡tu también! Te envío un abrazo enorme By: Juanes & Stephanny

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *